Dame un pueblo, un día de aire y una melena

Siempre es reconfortante volver allá donde estás a gusto. Un pueblo sin mucho que a veces te lo da todo. Barchín es sol abrasador de día, fresquillo de noche y botijos durante todo el día. Es puesta de sol increíble, muy rápida para mi gusto, unos momentos que deberían durar para siempre.

Esa tarde iba con una idea concreta: unas girasoles justo en el borde del camino. Pero me decepcionaron y giramos hacia la derecha en busca de líneas y fugas. ¿Cómo no aprovecharse de las condiciones meteorológicas en su perfecta fusión con una melena que desprendía olor a Pantene Pro-V por cada pelo/cana?

Me gusta publicar fotos que hago porque quiero, totalmente libre para hacer el encuadre que quiero. Totalmente libre para dar rienda suelta a los retratos con angular.

Más en http://estudiovalo.com/portfolio-posts/pelos-largos/

Puedes compartir si te gusta o si no, está claro 😉

Entradas relacionadas
I Networking la silla rosa